Contrato psicologico 1
Un trabajador que está feliz de ingresar a su nuevo empleo, comienza a esforzarse por llegar temprano, pone especial atención a cada detalle de sus tareas y procura terminar antes de su hora de salida sólo para darle un segundo vistazo a lo que ha hecho.

Sin embargo, pasan los meses y el trabajo aumenta, es difícil mantener los detalles y ante cualquier error, la empresa comienza a castigar su salario con pequeñas multas disfrazadas de descuento. Pasan un par de años, la cantidad de trabajo es aún mayor y el trabajador está tenso ante los recientes despidos. Lo único que la empresa ha mantenido sin cambios es su sueldo.

El ánimo por llegar temprano se vuelve ansiedad, el trabajador se siente traicionado por la empresa y comienza a percibir que su opinión no cuenta. Un día, simplemente no quiere llegar temprano, comienza a pasar por alto las tareas urgentes y deja de atender las llamadas de atención.

La empresa se molesta y comienzan las amenazas, este proceso los desgasta a ambos al punto en que comienzan a perder clientes. Al final un trabajador es despedido, lleno de frustración y resentimiento.  Ahora la empresa debe recortar aún más sus gastos; preparando el terreno para repetir la misma historia.

Trabajador y empresa desarrollaron el síndrome de violación percibida del contrato psicológico.

Leer la segunda parte de esta entrada..

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2012/10/Contrato-psicologico-1.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2012/10/Contrato-psicologico-1-150x150.jpgredactor1SaludSocialSalud,social,TrabajoUn trabajador que está feliz de ingresar a su nuevo empleo, comienza a esforzarse por llegar temprano, pone especial atención a cada detalle de sus tareas y procura terminar antes de su hora de salida sólo para darle un segundo vistazo a lo que ha hecho. Sin embargo, pasan los...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios