Wall-YeEl cuidado de un viñedo siempre había sido un trabajo que requería la delicadeza y experiencia de una persona. Pero ya no es así. Wall-Ye V.I.N. Es un robot autónomo construído por Christophe Millot, un inventor que vive actualmente en la región francesa de Borgoña.

Wall-Ye mide aproximadamente sesenta centímetros de altura y pesa alrededor de veinte kilos. Sus cuatro ruedas le permiten desplazarse por el terreno; puede guiarse a través de una parcela gracias a la tecnología GPS y a sus tres cámaras. Está equipado con paneles solares y su batería tiene una duración de ocho horas. Su velocidad máxima es de veinte kilómetros por hora.

Es posible añadirle una herramienta de mano en el extremo de cada brazo, según la tarea que vaya a realizar. Su objetivo es realizar las tareas más laboriosas en los viñedos, como podar las ramas secas o cortar los brotes estériles.

Su creador está trabajando en darle también la habilidad de recoger uvas, esto les ha dado mucho qué pensar a los fabricantes de vino, que se encuentran sorprendidos por el avance tecnológico, pero aún prefieren apegarse a las prácticas tradicionales. Otra razón podría ser que el precio de este trabajador incansable rondaría los treinta y dos mil euros.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2012/11/Wall-Ye.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2012/11/Wall-Ye-150x150.jpgredactor1TecnoInteresante,TecnologíaEl cuidado de un viñedo siempre había sido un trabajo que requería la delicadeza y experiencia de una persona. Pero ya no es así. Wall-Ye V.I.N. Es un robot autónomo construído por Christophe Millot, un inventor que vive actualmente en la región francesa de Borgoña. Wall-Ye mide aproximadamente sesenta centímetros...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios