Toxina esclerosis multipleUna nueva investigación realizada por el Colegio de Medicina Weill Cornell, se ha sumado a la creciente evidencia de que una toxina producida por una bacteria común en los alimentos puede desencadenar la esclerosis múltiple; una enfermedad inflamatoria del sistema nervioso central.

La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria, donde el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye el tejido sano en el sistema nervioso central. La enfermedad interrumpe gradualmente la barrera hematoencefálica y destruye la mielina, que es la proteína que aísla los nervios en la médula espinal, el cerebro y el nervio óptico, evitando que las señales eléctricas sean transmitidas.

A medida que la enfermedad progresa, los pacientes experimentan síntomas que van desde leve entumecimiento en los brazos y las piernas, hasta la parálisis y la ceguera.

Ahora bien, se cree que la esclerosis múltiple ocurre cuando los individuos genéticamente susceptibles están expuestos a uno o más desencadenantes ambientales. Sin embargo, todavía no se han identificado claramente cuáles son esos factores. No obstante, cada vez hay más pruebas de que la responsable sea una toxina denominada épsilon, producida por ciertas cepas de bacterias en los alimentos.

Los científicos creen que la toxina épsilon puede matar a las células que producen mielina en el cerebro u oligodendrocitos, que son las mismas células que mueren a causa de las lesiones provocadas por la esclerosis múltiple.

La toxina épsilon es producida por ciertas cepas de la Clostridium perfringens, una bacteria que comúnmente causa enfermedades transmitidas por alimentos en los Estados Unidos. Dicha toxina causa casi un millón de casos de enfermedades transmitidas por alimentos cada año. Esta bacteria se encuentra en el suelo y contamina las carnes mal cocidas.

El presente estudio proporciona una posible explicación para la inflamación de las meninges y las lesiones corticales subpiales, que solamente pueden observarse en pacientes con esclerosis múltiple, pero los mecanismos subyacentes aún no se entienden completamente.

Si otros estudios confirman estos resultados, una vacuna podría neutralizar la capacidad de la toxina épsilon, ayudando a detener o evitar la progresión de la esclerosis múltiple.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/02/Toxina-esclerosis-multiple.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/02/Toxina-esclerosis-multiple-150x150.jpgredactor1NutricionPadecimientos y enfermedadesAlimentación,Interesante,SaludUna nueva investigación realizada por el Colegio de Medicina Weill Cornell, se ha sumado a la creciente evidencia de que una toxina producida por una bacteria común en los alimentos puede desencadenar la esclerosis múltiple; una enfermedad inflamatoria del sistema nervioso central. La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria, donde...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios