Fialuridina animales quimericosEn 1993, cinco personas murieron como resultado de un ensayo clínico con un medicamento conocido como fialuridina. El fármaco había pasado previamente por un filtro preclínico en ensayos con animales.

Sin embargo, un nuevo estudio encontró que estas muertes pudieron haberse evitado si un ensayo con ratones quiméricos hubieran sido parte de la detección de rutina.

Antes del ensayo médico, la fialuridina había pasado por estudios toxicológicos en ratones, ratas, perros y primates. Este tipo de ensayos en animales se utiliza para ver si es probable que el medicamento funcione, y para ver si tiene efectos tóxicos a corto o largo plazo, tales como daños en el hígado.

Cuando los medicamentos pasan la prueba con animales, se procede a la primera fase de ensayos clínicos, en los que un pequeño grupo de voluntarios humanos sanos, reciben el fármaco para identificar posibles efectos secundarios.

Ahora bien, la fialuridina había logrado pasar a un ensayo clínico de segunda fase, que sucede cuando el fármaco se administra a un mayor número de pacientes con el fin de evaluar la eficacia del medicamento.

Durante las primeras ocho semanas del ensayo clínico de segunda fase (que involucró a quince participantes humanos) los resultados fueron prometedores. Se habían registrado muy pocos efectos adversos y el medicamento mostraba su eficacia en la lucha contra el virus de la hepatitis B.

No obstante, en la semana trece, la prueba había sido cancelada. Las complicaciones graves, como la insuficiencia hepática, se habían producido en siete de los pacientes. Cinco de estos pacientes murieron, y dos más necesitaron trasplantes de hígado de emergencia. Todo esto, a pesar de que la fialuridina no había mostrado ningún indicio de que podría causar daños en el hígado humano (hepatotoxicidad) en los ensayos preclínicos con roedores, perros y primates.

Al final se descubrió que la forma en que un transportador de nucleósidos funciona en las mitocondrias de los seres humanos, es diferente a la de otros animales. Esta es la razón por la que dicha experimentación con animales no planteó preocupaciones sobre la hepatotoxicidad.

Teniendo esto en mente, un equipo de investigadores japoneses y estadounidenses investigó si una prueba alternativa podría haber detectado las propiedades hepatotóxicas de fialuridina antes de las fases clínicas del ensayo.

Los investigadores querían descubrir si al usar ratones quiméricos (ratones con algunas células humanas) se podría detectar mejor la hepatotoxicidad. Para ello idearon una prueba de toxicología utillizando ratones cuyas células del hígado, habían sido reemplazadas en un noventa por ciento por células del hígado humano.

Cuando estos ratones quiméricos recibieron la fialuridina, comenzaron a mostrar los mismos síntomas que los participantes humanos de la prueba de 1993. Los ratones desarrollaron ictericia y letargia, y mostraban altos niveles de transaminasas y lactato; en resúmen, sus hígados estaban fallando.

La tecnología para producir ratones quiméricos no existía en 1993, cuando la prueba fallida se llevó a cabo. Aunque tampoco existe un requisito en la actualidad, que obligue a los médicos a usarla en evaluaciones preclínicas. Esto último podría dar paso a la necesidad de adoptar pruebas más proactivas, que incluyan nuevas tecnologías en la evaluación de medicamentos que podrían mejorar la seguridad de los fármacos. Evitando una nueva tragedia causada por toxicidad.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/04/Fialuridina-animales-quimericos.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/04/Fialuridina-animales-quimericos-150x150.jpgredactor1GenéticaPadecimientos y enfermedadesTecnología de la saludGenética,Interesante,Medicamentos,Salud,TecnologíaEn 1993, cinco personas murieron como resultado de un ensayo clínico con un medicamento conocido como fialuridina. El fármaco había pasado previamente por un filtro preclínico en ensayos con animales. Sin embargo, un nuevo estudio encontró que estas muertes pudieron haberse evitado si un ensayo con ratones quiméricos hubieran sido...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios