Trastornos obsesivos materiaUn estudio realizado en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, encontró que las personas con trastornos obsesivos, como el abuso de sustancias, el consumo excesivo de comida o atracones y el trastorno obsesivo compulsivo, tienen patrones similares en su estructura cerebral y en la toma de decisiones.

En su informe, los investigadores explicaron cómo las personas afectadas por los trastornos de compulsividad tienden a tomar opciones automáticas de forma habitual, en lugar de conductas dirigidas hacia un objetivo. Sin mencionar que tienen volúmenes de materia gris inferiores -lo que indica un menor número de células del cerebro- en regiones involucradas con las metas y las recompensas.

Dicho de otro modo, diversas situaciones como el consumo de drogas, comer rápidamente a pesar de la ganancia de peso y la limpieza compulsiva o comprobación, tienen un hilo conductor subyacente: en lugar de que una persona haga una elección por lo que piensa que va a suceder, su elección es automática o habitual.

Cada día se toman decisiones, que tienden a ser de dos tipos: habituales o con objetivos claros. Un buen ejemplo de la toma de decisiones habitual es el ‘piloto automático’ que usamos para ir del hogar al trabajo por una ruta conocida. Esto puede convertirse en un comportamiento orientado a metas si nos desviamos por un camino menos conocido, siendo el objetivo volver a la ruta ya conocida.

En muchas ocasiones, luchamos para controlar nuestra toma de decisiones, pero terminamos tomando las opciones habituales. Por ejemplo, al usar el automóvil cuando hemos prometido caminar más o cuando comemos en exceso, cuando se supone que deberíamos estar vigilando nuestro peso. Estos son pequeños ejemplos del comportamiento compulsivo. Pero los trastornos de compulsividad surgen cuando estas conductas se vuelven extremas.

Para entender mejor esta situación, el equipo de Cambridge comparó a casi ciento cincuenta personas con trastornos obsesivos (que incluían la obesidad por ingesta compulsiva, dependencia a las anfetaminas y el trastorno obsesivo compulsivo) con individuos sanos emparejados por edad y sexo.

Después de realizar varias pruebas que pusieron a prueba su capacidad para la toma de decisiones, los investigadores compararon los escáneres de resonancia magnética de tres grupos de participantes, y sus resultados mostraron que había un patrón de toma de decisiones en común para los grupos con trastornos obsesivos: todos ellos mostraron un cambio hacia las opciones habituales automáticas y se alejaron de las conductas orientadas hacia un objetivo.

Ahora bien, las resonancias magnéticas mostraron que en comparación con los voluntarios sanos, sus homólogos con obesidad tenían volúmenes de materia gris inferiores. Además, los científicos notaron que incluso entre los participantes sanos, los que habían tendido a tomar decisiones más habituales en la primera parte del estudio, también mostraban volúmenes reducidos de materia gris en la corteza orbitofrontal y el cuerpo estriado del cerebro (relacionadas con el seguimiento de metas y recompensas).

Los investigadores esperan que sus hallazgos sirvan para desarrollar tratamientos que utilicen psicoterapia centrada en la planificación o intervenciones como la medicación dirigida a cambiar las opciones habituales o automáticas.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/06/Trastornos-obsesivos-materia.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/06/Trastornos-obsesivos-materia-150x150.jpgredactor1Padecimientos y enfermedadesPsicologíaTecnología de la saludInteresante,Obesidad,Salud,TecnologíaUn estudio realizado en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, encontró que las personas con trastornos obsesivos, como el abuso de sustancias, el consumo excesivo de comida o atracones y el trastorno obsesivo compulsivo, tienen patrones similares en su estructura cerebral y en la toma de decisiones. En...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios