Subestimar defectos cardiacos Un niño que nace con un defecto cardíaco grave tiene treinta veces más probabilidades de morir antes del primer año de edad, que el resto de la población, según un nuevo estudio financiado por la Fundación Británica del Corazón (BHF por sus siglas en inglés).

Mientras que los niños con una enfermedad congénita tienen más probabilidades de morir en la infancia, más del veinte por ciento de las muertes infantiles relacionadas con defectos cardiacos severos tienen lugar después del primer cumpleaños del niño. Esto muestra que un defecto cardíaco puede dejar a los niños vulnerables por muchos años, inclusive después de la cirugía.

Los investigadores encontraron que los resultados de supervivencia y salud a largo plazo se ven influenciados por eventos en la salud durante todo el ciclo vital. Y llegaron a la conclusión de que las mejoras en el tratamiento se traducen en un noventa por ciento de niños que nacen con defectos del corazón, que llegan a su primer cumpleaños y sobreviven más allá de la edad de quince años. Los resultados sugieren que la comunidad médica debe adoptar, desde el nacimiento, una “estrategia de toda la vida” para cuidar a una persona con un defecto cardíaco.

Actualmente los niños que nacen con defectos cardíacos congénitos viven más año tras año, lo que puede implicar una mejor perspectiva para un niño nacido hoy que en este estudio, que comenzó en la década de 1990.

Sin embargo, el estudio también destaca que los niños que sobreviven a su primer año con un defecto cardíaco se encuentran aún en mayor riesgo de muerte en los años siguientes que los nacidos sin él. El estudio muestra que nacer con defectos congénitos del corazón tiene consecuencias para toda la vida y que en su conjunto se requiere de una estrategia de vida para la atención médica desde el primer momento. Dicho de otro modo, esto ayudará a asegurar que más niños y adultos con defectos cardíacos tengan mayores posibilidades de vivir una vida larga y saludable.

Los investigadores compilaron datos de alrededor de cuatro mil niños con defectos cardíacos congénitos graves nacidos en el Reino Unido entre 1993 y 1995, que fueron seguidos en la adolescencia. El objetivo fue investigar la supervivencia y calidad de vida para los niños con una variedad de defectos congénitos del corazón que requirió cirugía en el primer año de vida.

El equipo de estudio destacó la importancia de centrarse en la calidad de vida y la salud de los niños a medida que crecen y se hacen adultos. Este es uno de varios trabajos sobre este grupo de niños y en conjunto proporcionan información muy valiosa sobre la experiencia de los niños de más edad que han crecido con una cardiopatía congénita.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/09/Subestimar-defectos-cardiacos.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2014/09/Subestimar-defectos-cardiacos-150x150.jpgredactor1Padecimientos y enfermedadesInfantil,Interesante,Salud Un niño que nace con un defecto cardíaco grave tiene treinta veces más probabilidades de morir antes del primer año de edad, que el resto de la población, según un nuevo estudio financiado por la Fundación Británica del Corazón (BHF por sus siglas en inglés). Mientras que los niños con...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios