Avena hambre almuerzoUn nuevo estudio publicado en los Anales de Nutrición y Metabolismo, sugiere que nuestra elección de cereales para el desayuno, puede afectar nuestro nivel de saciedad y definir cuánto comeremos en el almuerzo, especialmente si se tiene sobrepeso. Los científicos encontraron que desayunar avena resultó en una mayor plenitud, un menor nivel de hambre y un menor número de calorías consumidas en el almuerzo en comparación con un desayuno regular conformado por cereales de maíz procesados y azucarados.

Para el estudio, los científicos del Centro de Investigación para la Nutrición y Obesidad de Nueva York, en el Hospital Mount Sinai de St. Luke, eligieron aleatoriamente a treinta y seis sujetos (dieciocho con peso normal y dieciocho con sobrepeso); cada uno recibía tres desayunos diferentes. Los desayunos consistían en trescientas cincuenta calorías de cantidades similares de carbohidratos, grasa y avena o cereal de maíz azucarado. Mientras que un tercer desayuno de control fue de sólo uno punto cinco tazas de agua.

Los investigadores midieron el consumo de calorías realizado en el almuerzo, para comparar los efectos de los desayunos entre el cereal de maíz azucarado y la harina de avena o de agua. Posteriormente, se recolectaron muestras de sangre de las que se evaluaron los niveles de glucosa e insulina acetaminofeno (un indicador que señala cuán rápido el desayuno es vaciado del estómago en el intestino) y varias hormonas relacionadas con el apetito, en respuesta a cada desayuno.

Los científicos llegaron a la conclusión de que a pesar de comer la misma cantidad de calorías en el desayuno, los niveles de saciedad fueron significativamente mayores después de consumir avena, en comparación con las hojuelas de maíz azucaradas. Después de tres horas, los sujetos informaron el mismo nivel de saciedad después de tener un desayuno  con hojuelas de maíz, de igual manera que cuando consumieron sólo agua. Curiosamente, los resultados fueron más notorios en los participantes que tenían sobrepeso, lo que sugiere que las personas con sobrepeso pueden ser más susceptibles al efecto de saciedad que brinda la fibra dietética en la avena.

Los científicos sugieren que el efecto brindado por el cereal de avena, podría deberse a un vaciado gástrico más lento, esto gracias a que a la harina de avena le toma más tiempo salir del estómago.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/02/Avena-hambre-almuerzo.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/02/Avena-hambre-almuerzo-150x150.jpgredactor1NutricionPadecimientos y enfermedadesAlimentación,Dieta,Interesante,Nutrición,Obesidad,SaludUn nuevo estudio publicado en los Anales de Nutrición y Metabolismo, sugiere que nuestra elección de cereales para el desayuno, puede afectar nuestro nivel de saciedad y definir cuánto comeremos en el almuerzo, especialmente si se tiene sobrepeso. Los científicos encontraron que desayunar avena resultó en una mayor plenitud,...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios