Comer saludable compras
Es común escuchar que no debemos ir a la tienda de víveres con el estómago vacío, para hacer elecciones más saludables, pero ¿Qué otros consejos pueden ayudarnos a comprar y por lo tanto comer más saludable?

Para responder esta pregunta, los investigadores de la Universidad Cornell, encontraron que los consumidores pueden comprar más productos benéficos, cuando comen un elemento saludable antes de ir de compras. Dicho de otro modo, las personas que comían una porción de manzana antes de ir de compras, adquirían veinticinco por ciento más de frutas y verduras que aquellos que no lo hicieron.

Los científicos realizaron tres estudios para probar la hipótesis de que los bocadillos saludables incitan a los compradores a hacer selecciones de alimentos más saludables. En el primer estudio, ciento veinte compradores recibieron al azar una porción de manzana, una muestra de galletas o nada, en el inicio de su viaje de compras. Luego, los investigadores rastrearon sus compras y encontraron que los que recibieron la manzana, compraron veintiocho por ciento más frutas y verduras que los que recibieron galletas y un veinticinco por ciento más frutas y verduras que los que no recibieron nada. Esto nos enseña que el tener un pequeño refrigerio saludable antes de ir de compras, puede ponernos en un estado mental más saludable y guiarnos hacia la toma de mejores opciones de alimentos.

En el segundo y tercer estudio, los participantes compraban de forma virtual. Para el estudio dos, a cincuenta y seis participantes se les dio galletas o manzanas y luego se les pidió que imaginaran que estaban de compras. Se les mostró entonces veinte pares de productos y se les preguntó cuál de ellos comprarían. Cada par contenía un elemento saludable y un elemento poco saludable. Al igual que en el estudio anterior, los que comieron la manzana optaron por alimentos más saludables. Curiosamente, los que comieron galletas optaron por una mayor cantidad de artículos menos saludables.

El tercer estudio trató comprobar si el catalogar a una muestra como saludable o no, influía en el comportamiento al momento de comprar. Cincuenta y nueve participantes fueron divididos aleatoriamente en tres grupos. Al grupo uno se le dio leche chocolatada etiquetada como saludable; al grupo dos se le dio la misma leche, pero con la etiqueta de sabrosa leche con chocolate; mientras que el último grupo no recibió nada. Posteriormente, se pidió a todos los participantes hacer selecciones de alimentos en un supermercado virtual que contenía una variedad de opciones saludable y no saludable. Ahora bien, los participantes que recibieron la leche etiquetada como saludable seleccionaron más alimentos sanos sanos.

Este hallazgo indica que lo que influye en el comportamiento de los compradores después de consumir una muestra no es lo saludable que puedan llegar a ser, sino la forma en que los percibe el individuo.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/05/Comer-saludable-compras.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/05/Comer-saludable-compras-150x150.jpgredactor1NutricionAlimentación,Dieta,Interesante,Nutrición,SaludEs común escuchar que no debemos ir a la tienda de víveres con el estómago vacío, para hacer elecciones más saludables, pero ¿Qué otros consejos pueden ayudarnos a comprar y por lo tanto comer más saludable? Para responder esta pregunta, los investigadores de la Universidad Cornell, encontraron que los consumidores...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios