Alimentos estado animo
Un estudio realizado por investigadores de los Países Bajos, Austria y Finlandia, afirma que cuando uno recibe una sorpresa agradable o desagradable por el sabor de algo, esto puede cambiar nuestro estado de ánimo.

Existe una fuerte convicción de que las reacciones emocionales ante el consumo de alimentos o la percepción de fragancias, juegan un papel importante en la aceptación de los productos en el mercado. Sin embargo, la forma de medir esto no ha sido muy confiable.

Investigaciones anteriores han tenido la desventaja de usar un lenguaje capaz de provocar sentimientos que los voluntarios quizá nunca tuvieron o de fijar la atención explícita de los participantes en un alimento o aroma, en lugar de dejar que expresaran implícitamente sus emociones.

En el presente estudio, se ocuparon cuatro técnicas para medir los efectos emocionales implícitos e inconscientes del consumo de alimentos; en este caso del yogur. Para empezar, se formaron grupos de al menos veinticuatro participantes, a los que se les dio un par de yogures. Cada par era de la misma marca y fue presentada de la misma manera, pero tenían diferentes sabores o contenido de grasa.

Los cuatro métodos utilizados para medir la respuesta fueron:

1. La lectura del rostro durante el consumo
2. Una nueva prueba de proyección emotiva (ideada por los investigadores)
3. Una prueba de tiempo de reacción autobiográfica, basada en la congruencia de humor
4. El seguimiento de los ojos para medir el impacto de los envases

La prueba de proyección emotiva se utilizó para determinar el efecto de los distintos yogures en los estados de ánimo de las personas. Y consistía en mostrarles a los participantes fotografías de otras personas y pedirles que que valoraran seis rasgos positivos y seis rasgos negativos, antes y después de comer el yogur. El objetivo era lograr que las personas proyectaran sus emociones en los demás, dando así una indicación de su propio estado de ánimo.

La prueba de seguimiento ocular tiene como objetivo caracterizar el comportamiento de la mirada y la atracción visual de estímulos, y se utilizó para evaluar el envasado de alimentos. Ya que el comportamiento de observación puede ser influenciado por las reacciones emocionales, pero los resultados de las mediciones de seguimiento ocular no son capaces de describir los estados de emoción.

Los resultados de la lectura del rostro fueron obstaculizados por dificultades técnicas y los resultados de las pruebas autobiográficas no fueron significativos, pero las otras pruebas dieron resultados importantes.

La comparación entre las mediciones de seguimiento ocular, antes y después de comer el yogur, mostraron los efectos de la familiaridad, pero no necesariamente la emoción.

Al final, el equipo encontró que el gusto o el estar familiarizado con un producto no tenía efecto sobre las emociones de una persona. Sin embargo, lo que sí afectó las emociones fueron los cambios de actitud a la comida, después de probarla. Es decir, una grata sorpresa o una decepción por la comida parece influir en los estados de ánimo de las personas.

El equipo también observó el efecto sensorial de los yogures. Por ejemplo, no hubo diferencias en las respuestas emocionales entre el yogur de piña y el de fresa, pero la versiones bajas en grasa llevaron a respuestas emocionales más positivas.

Lo más sorprendente fue que el yogur de vainilla provocó una respuesta emocional positiva más fuerte, este aroma sutil podría reducir la agresión en lugares como las salas de espera en los hospitales y fomentar las relaciones entre los pacientes y el personal.

Además, el equipo encontró que el consumo de yogures de vainilla hizo que la gente se sintiera feliz y que su versión baja en grasa dio a la gente una respuesta positiva más fuerte.

Los investigadores creen que la investigación sensorial del consumidor debe llevarse a cabo de una manera ecológicamente válida y sugiere que este tipo de método implícito puede revelar las complejas interacciones entre los distintos factores involucrados, que pueden verse afectados por la memoria y las expectativas de las personas.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/11/Alimentos-estado-animo.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/11/Alimentos-estado-animo-150x150.jpgredactor1NutricionPsicologíaAlimentación,Interesante,SaludUn estudio realizado por investigadores de los Países Bajos, Austria y Finlandia, afirma que cuando uno recibe una sorpresa agradable o desagradable por el sabor de algo, esto puede cambiar nuestro estado de ánimo. Existe una fuerte convicción de que las reacciones emocionales ante el consumo de alimentos o la...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios