Consumo cafeina embarazo
La lista de cosas que las mujeres embarazadas deben evitar es larga. Y para empeorarlo, en momentos donde la fatiga parece estar en su punto más alto, los expertos médicos recomiendan limitar el consumo de cafeína. Pero es posible que las futuras madres encuentren algo de consuelo en un nuevo estudio realizado por el Hospital Nacional de Niños, en Columbus, Ohio, que sugiere que el consumo de cantidades moderadas de cafeína durante el embarazo, no afecta la inteligencia de sus hijos.

Vale la pena recordar que a las mujeres embarazadas se les aconseja consumir habitualmente no más de doscientos miligramos de cafeína por día, ya que la cafeína atraviesa la placenta. Aunque los cuerpos de las mujeres embarazadas pueden manejar mayores cantidades de cafeína, el metabolismo del bebé todavía está madurando y por lo tanto, no puede metabolizar esta sustancia completamente. Además, la cafeína aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca de la madre, algo que tampoco se recomienda durante el embarazo.

Entre los productos que contienen cafeína y de los que más podemos sospechar, están las bebidas como el té o el café, sin embargo, otros productos de consumo habitual como el chocolate, los refrescos e innumerables medicamentos contra el dolor de cabeza, también pueden contener dicha sustancia.

Para el presente estudio, los investigadores analizaron la cafeína en la sangre de casi dos mil doscientas mujeres embarazadas. Las participantes eran parte de un proyecto de colaboración perinatal, que se llevó a cabo en varios lugares en los Estados Unidos entre 1959 y 1974. Inicialmente se examinó la exposición a la cafeína en el útero y el coeficiente intelectual del niño. Debido a que el estudio se llevó a cabo durante una época de mayor consumo de cafeína materna, los investigadores dijeron ser capaces de evaluar una gama más amplia de ingesta de cafeína, de la que tendrían las mujeres embarazadas en la actualidad.

El químico que los científicos investigaron fue la paraxantina, que es el metabolito principal de la cafeína. Analizaron este producto químico en dos puntos de la gestación y compararon los niveles con la inteligencia del niño y su comportamiento en los cuatro y los siete años de edad.

Para su sorpresa, no se encontró evidencia de una asociación adversa entre el consumo materno de cafeína durante el embarazo con la cognición o el comportamiento de los niños a los cuatro o siete años de edad. Al parecer esta ingesta tampoco aumentó el riesgo de obesidad en los niños.

El equipo de investigación cree que estos resultados serán tranquilizadores para las mujeres embarazadas que consumen cantidades moderadas de cafeína, equivalente a dos tazas de café al día. Para tener una idea de lo que doscientos miligramos de cafeína significan: Una taza de ocho onzas de café contiene aproximadamente noventa y cinco miligramos, mientras que una taza de té negro contiene casi cincuenta miligramos. El té verde por su parte, contiene entre veinticuatro y cuarenta y cinco miligramos.

Por otro lado, el consumo de cafeína a través del chocolate puede agregar cantidades más sorprendentes de cafeína en su dieta. Por ejemplo, en cien gramos de chocolate negro hay cuarenta y cinco miligramos de cafeína.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/11/Consumo-cafeina-embarazo.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/11/Consumo-cafeina-embarazo-150x150.jpgredactor1NutricionSalud reproductivaBebé,Café,Dieta,Dolor,Embarazo,Interesante,Medicamentos,Obesidad,SaludLa lista de cosas que las mujeres embarazadas deben evitar es larga. Y para empeorarlo, en momentos donde la fatiga parece estar en su punto más alto, los expertos médicos recomiendan limitar el consumo de cafeína. Pero es posible que las futuras madres encuentren algo de consuelo en un...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios