Consumo apigenina cerebro
Agregar una ramita de tomillo o una pizca de perejil a nuestra próxima comida hecha en casa, no sólo podría aumentar su sabor, también podría impulsar la capacidad de nuestro cerebro. Al menos, esto es lo que dice una investigación realizada por los investigadores del Instituto D’or para la Investigación y la Educación, en cooperación con la Universidad Federal de Río de Janeiro.

El presente estudio, revela cómo una sustancia presente en tales hierbas -la apigenina-, desencadena la formación de las células cerebrales humanas y aumenta las conexiones entre ellas.

El equipo dice que sus hallazgos sugieren que la apigenina (también encontrada en el pimiento rojo, la manzanilla y muchas otras plantas y hierbas) se muestra como un tratamiento prometedor para numerosas enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson y la esquizofrenia.

Algunas estudios previos, habían demostrado que las sustancias del mismo grupo flavonoide que la apigenina, pueden beneficiar la memoria y el aprendizaje. Mientras que otras investigaciones han demostrado que los flavonoides tienen el potencial para conservar y mejorar la función cerebral.

Para su estudio, el equipo aplicó apigenina a las células madre humanas (estas células tienen la capacidad de convertirse en diferentes tipos de células) en un plato de laboratorio. Ellos encontraron que después de veinticinco días estas células madre se transformaron en neuronas, un efecto que los investigadores dicen, no fue visto en la ausencia de apigenina.

Es más, los investigadores encontraron que las conexiones que se desarrollaron entre las neuronas recién formadas, conocidas como sinapsis, eran más fuertes y más sofisticadas. Cabe mencionar que las conexiones fuertes entre las neuronas, son cruciales para el buen funcionamiento del cerebro, la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

Algunas investigaciones posteriores, también revelaron que la apigenina aumenta la formación de neuronas y las conexiones, mediante la unión de los receptores de estrógeno, esto influye en el desarrollo, la progresión, la función y la plasticidad del sistema nervioso.

Vale la pena recordar, que algunos estudios han demostrado que la hormona de estrógeno, puede retrasar el desarrollo de la esquizofrenia, la depresión, el Alzheimer y el Parkinson, entre otras condiciones neurodegenerativas. Pero la terapia de estrógeno se ve obstaculizada por los riesgos del crecimiento de tumores y problemas cardiovasculares.

Sin embargo, los científicos sugieren que sus hallazgos sobre la apigenina, podrían ofrecer una prometedora alternativa de tratamiento contra una serie de trastornos neurodegenerativos en el futuro.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/12/Consumo-apigenina-cerebro.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2015/12/Consumo-apigenina-cerebro-150x150.jpgredactor1NutricionPadecimientos y enfermedadesAlimentación,Depresión,esquizofrenia,Interesante,Nutrición,Salud,TerapiaAgregar una ramita de tomillo o una pizca de perejil a nuestra próxima comida hecha en casa, no sólo podría aumentar su sabor, también podría impulsar la capacidad de nuestro cerebro. Al menos, esto es lo que dice una investigación realizada por los investigadores del Instituto D’or para la...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios