Dolor cronico genes
Un equipo de investigadores en la Universidad McGill, sugiere que el dolor crónico puede cambiar nuestro sistema inmunológico mediante la reprogramación del funcionamiento de los genes.

El dolor se considera crónico cuando dura seis meses o más. Es una de las causas más comunes de discapacidad a nivel mundial, en donde los efectos físicos y emocionales pueden afectar seriamente la calidad de vida del individuo.

No existen tratamientos eficaces para el dolor crónico, ni hay manera de saber quién lo desarrollará después de una lesión, por lo que ser capaces de predecir esto, permitiría la creación de estrategias de prevención.

Ahora bien, la lesión del nervio periférico se ha relacionado con persistentes cambios en las funciones del cerebro y diversos tipos de dolor crónico han sido asociados con los cambios en la corteza prefrontal.

La corteza prefrontal juega un papel importante en los aspectos emocionales y sensoriales del dolor crónico. También se ha relacionado a las condiciones que acompañan el dolor crónica, tales como la ansiedad, depresión y problemas con la cognición. Los estudios previos en ratones han indicado que los déficits cognitivos y emocionales pueden persistir muchos meses después de una lesión nerviosa. Pero cómo estos efectos de las lesiones contribuyen al dolor crónico, sigue siendo un misterio.

Teniendo estas bases, los investigadores estudiaron el ADN de los cerebros y las células blancas de la sangre en un grupo de roedores, para investigar la posibilidad de una relación entre el ADN, el dolor crónico y los mecanismos epigenéticos en el cerebro.

Se utilizó un método que asigna ADN marcado por una sustancia química que forma parte de un grupo de metilo. El marcado químico es un concepto importante en la epigenética; un campo creciente de estudio sobre la regulación de la expresión de la actividad del gen, mientras que la estructura genética sigue siendo la misma.

Dicho de otro modo, las marcas de metilo son importantes en la epigenética, ya que pueden ayudar a realizar un seguimiento de cómo funcionan los genes. Dichas modificaciones genéticas ocurren cuando los genes pueden apagarse o encenderse; como un interruptor. Este mecanismo de conmutación altera el funcionamiento de los genes.

Al final del estudio, los científicos encontraron un gran número de genes que fueron marcados por el dolor crónico. También descubrieron que el dolor crónico cambia el marcado de ADN tanto en el cerebro y en las células T; un tipo de glóbulo blanco con un papel importante en el sistema inmunológico.

Considerando sus hallazgos, será posible considerar las implicaciones que el dolor crónico podría tener en otros sistemas en el cuerpo, que normalmente no están asociados con el dolor. Además, los resultados ponen de relieve el devastador impacto del dolor crónico en otras partes importantes del cuerpo, como el sistema inmunológico.

kostleige.com
http://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2016/02/Dolor-cronico-genes.jpghttp://www.kostleige.com/wp-content/uploads/2016/02/Dolor-cronico-genes-150x150.jpgredactor1GenéticaPadecimientos y enfermedadesAnsiedad,Dolor,Genética,Interesante,SaludUn equipo de investigadores en la Universidad McGill, sugiere que el dolor crónico puede cambiar nuestro sistema inmunológico mediante la reprogramación del funcionamiento de los genes. El dolor se considera crónico cuando dura seis meses o más. Es una de las causas más comunes de discapacidad a nivel mundial, en...Ven, Encuentra, Comparte...

Opiniones del Lector

Comentarios